Social media con base en el comportamiento del consumidor y el marketing estratégico.

comunicacion-socialEstamos viviendo tiempos difíciles económicamente hablando, con situaciones que nos obligan a cambiar la dirección y explorar nuevas oportunidades que nos den certeza. Es aquí donde el Social Media crea un parte aguas en el cambio evolutivo del consumo, rompiendo paradigmas y abriendo nuevos espacios en el público, el cual está cada vez más renuente y con escasa credibilidad a la publicidad convencional. Después de todo la publicidad y el marketing tienen que evolucionar con la sociedad pues son resultado del comportamiento de ésta y al mismo tiempo son los motores que incentivan el consumo y con ello la economía de negocios en el mundo.

La mayoría tenemos claro ya que el internet ha cambiado la forma en que la sociedad interactúa. Sin embargo este proceso no es gratis, ni ha sido de la noche a la mañana y si bien es cierto que en poco tiempo se han dado grandes cambios – y quizá para algunos de forma vertiginosa-, es cierto también que la sociedad ha llevado su costo de participación al tener que cambiar como personas, organizaciones, empresas o marcas al adaptarse a un futuro que se ha convertido en presente en un abrir y cerrar de ojos, y que empieza ya a rebasarnos cobrándonos facturas muy altas al perder oportunidades de negocio.
El social media no es una moda, y no lo es simplemente por una cosa muy sencilla; se basa en el comportamiento de la gente, su estudio y el entendimiento de las nuevas prácticas de comunicación e interacción atreves de los medios digitales.

Con todos estos cambios los consumidores han evolucionando de ser consumidores pasivos a ser consumidores activos e involucrados, por lo que el simple hecho de un cambio nos hace imperativo poner más atención y ser mas observadores del comportamiento del consumidor, su involucramiento y el vinculo real que éste tiene con los productos, los medios y con el mensaje mismo, el cual es cada vez mayor. Hemos pasado de la simple “Era de la información”, a una “Era de intercambio en contenidos” (the shared age). Una era donde los consumidores buscan mejores contenidos de información y de maximización del valor tanto real como simbólico; dicho de otra manera; vivimos una época de “contenidos de valor compartidos”, donde necesitamos un conocimiento profundo del comportamiento de consumo.

Solo hay que dar un vistazo para darse cuenta que actualmente las nuevas generaciones que dominan el mercado, son hasta cierto punto cada vez más inmunes al marketing y a la publicidad masiva convencional. Por otro lado al verse influenciados por los grandes cambios sociales y tecnológicos de los últimos 10 años, se vinculan más fácilmente a todas las nuevas tecnologías como el Internet lo que ha alimentado un gusto cada vez mayor por los productos de moda o exclusivos. Una generación que para muchos que ha vuelto más egoísta y aislada. Consumidores que cambia rápidamente de opinión y se aburre fácilmente, y que al estar cada vez más tiempo conectado a internet su mundo se vuelve menos estrecho al no tener fronteras.

Ante un nuevo escenario necesitamos entender también lo que pasa en nuestro contexto para poder hacer los ajustes necesarios dentro de nuestra organización y adaptar nuestras estrategias antes de emprender una campaña, por lo que la mejor manera de conseguirlo es la comunicación con el mercado. Un dialogo con el consumidor que nos proporcione las herramientas que generen crecimiento y un mayor volumen de negocio, y que le den al mismo consumidor un valor sustancial. Antes de actuar hay que saber escuchar. Después podremos planificar y entonces actuar.

1) Escucha – 2) Analiza – 3) Planifica – 4) intercambia o Interactúa – 5) Re-acciona – 6) Concreta.

redes

Como empresas, marcas o personas, al entrar en social media o cualquier otra estrategia marketing, debemos trabajar en paralelo con tres aspectos de nuestra organización: El ámbito interno de nuestra estructura de negocios (conocimiento de capacidades), la definición y análisis del target y la definición de objetivos y metas organizacionales. Todos alineados mutuamente, trabajadas de manera simultánea ya que cada una de estas áreas se corresponden y complementan entre sí.

Así mismo es importante implementar una comunicación donde las principales variables sean la retroalimentación del receptor y el mensaje, más que el medio mismo o el emisor. Donde el consumidor deje de ser solo el receptor para convertirse en el actor principal motivando su acción y participación a través de los diferentes canales de comunicación que nos da la tecnología y que nos permite acercarnos a él de manera más rápida, inmediata y a un relativo bajo costo. Es necesario lograr enganchar al consumidor con el contenido, las acciones y el dialogo, más que solo enviar mensajes que pudieron ser o no recibidos e interpretados correctamente.

Es preciso entender también ninguna idea por creativa que sea, ni ningún mensaje o medio por rentable que parezcan, tienen sentido si no tenemos un plan estratégico antes. Tomemos en cuenta que en este mundo de comunicación y persuasión, la forma en cómo los usuarios, clientes y/o consumidores se ven las cosas, ha cambiado mucho y en ese sentido nuestra comunicación debe estar alineada con la realidad y la percepción de ellos, basándonos siempre en la transparencia.

En este sentido, el social media no es la panacea, ni es sustituto de ningún medio y por el contrario, es el marketing estratégico poyado de una buena idea creativa el que debe ser la base de cualquier acción. Es momento ya de olvidarnos de las diferencias entre ATL, BTL, medios alternativos y demás clasificaciones, tanto estas como el social media, son solo un recurso más de tantos que existen y su uso dependerá de identificar, conocer y entender (en la medida delo posible) a nuestro mercado meta, tanto en el mundo offline como en el mundo online.

Leave a Comment